lunes, 2 de abril de 2012

Lectura 8: ORIENTACION VOCACIONAL III

“En su origen etimológico vocación viene del latín vocatio, vocationis que significa llamado, invitación; es decir, la vocación se deriva desde fuera del sujeto, es exterior a él y lo invita a participar de una determinada situación: la elección de una profesión, de un trabajo, de una carrera”. (Aguirre Baztán, 996 citado por Arias p.).

La elección de una profesión y/o trabajo apunta especialmente a una forma de vida, por eso, la elección debe hacerse de forma consciente porque hará parte de la identidad y posibilitará asumir un rol.

La Orientación Vocacional busca asesorar y ayudar al individuo a descubrir su vocación y orientarle hacia la actividad, oficio o profesión en la que mejor pueda realizarse, ayudando a reconocer sus propias aptitudes y asesorándole sobre cuál ha de ser su preparación, no sólo para cumplir con ese trabajo de forma efectiva, sino para poder permanecer en él. Además, facilita la inserción de las personas al mundo laboral, basándose, por una parte, en las posibilidades, motivaciones, limitaciones e intereses, y por otra, en las facilidades o dificultades y barreras que impone el propio medio.

Para efectos del programa de Orientación Vocacional se tomará la siguiente definición, porque está en estrecha consonancia con los lineamientos y objetivos del mismo, así como con las apuestas teóricas que lo sustentan: “La orientación es la ayuda sistemática, técnica, ofrecida a una persona, para que llegue a un mejor conocimiento y aceptación de sus características y potencialidades, de su propia realidad y del medio en el que ésta se desarrolla y al logro de la capacidad de auto-dirigirse. Todo ello dirigido al desarrollo de su personalidad y a unas contribuciones sociales eficaces”

Reconocimiento y potenciación de habilidades, destrezas y competencias básicas.

Las habilidades y destrezas tienen que ver con la capacidad de realizar determinadas tareas o resolver problemas. No es sólo la aptitud, sino que incluye la facultad de ejecutarla del mejor modo posible.

Definir competencias implica determinar cuáles son los conocimientos, habilidades y destrezas, que se ponen en juego cuando se desempeña una función académica o productiva. La persona competente es capaz de resolver situaciones o problemas de manera satisfactoria de acuerdo a lo que se espera en el contexto en el que se desenvuelve.

“Las competencias son las capacidades de saber y saber hacer, en cada una de las áreas y niveles” (Ministerio de Educación Nacional. 004 p.5). De este modo se han planteado algunas competencias generales que ofrece la educación para la formación del estudiantado como son: comunicar, interpretar, argumentar y proponer, pero debe tenerse presente que la individualidad, las habilidades y destrezas propias marcan diferencias en la apropiación de los saberes.

La exploración y fortalecimiento de estas individualidades, permite aprovechar las habilidades, competencias y destrezas hacia la elección del proyecto de vida que incluye los perfiles laborales, profesionales y ocupacionales.

Además del reconocimiento de las habilidades y destrezas personales, se busca orientar hacia el fortalecimiento de las habilidades para la vida, una propuesta impulsada por la OMS desde 99, donde el interés está puesto en que los jóvenes reciban una educación de calidad, con la cual puedan dar respuesta a los desafíos, tendencias y prioridades para la vida.
Las habilidades para la vida son los recursos para afrontar situaciones cotidianas y ser competente en las relaciones consigo mismo, con las demás personas y con el entorno sociocultural. Las habilidades para la vida son diez:

  1. Conocimiento de sí mismo: es un elemento fundamental para fomentar la responsabilidad individual y favorecer las relaciones interpersonales. Conocerse a si mismo implica reconocer nuestro ser, carácter, fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, conocer nuestros puntos de tensión en la relación con los otros.

  2. Comunicación asertiva: es tener la capacidad de expresar con claridad, coherencia y firmeza lo que deseamos y pensamos. Decir las cosas en el momento preciso, de la manera correcta y a quien corresponde.

  3. Toma de decisiones y Autonomía: La toma de decisiones es un proceso por medio del cual se determina lo que queremos hacer, las metas a futuro y los pasos a seguir para la solución de problemas. La autonomía o gobierno de sí mismo, es la capacidad de administrar la propia vida, asegurar la identidad, ejecutar el proyecto vital y mantener los límites en las relaciones interpersonales.

  4. Pensamiento creativo: Consiste en la utilización de los procesos básicos de pensamiento para desarrollar o inventar ideas y productos. Tiene que ver con la iniciativa, la capacidad de razonamiento, de adaptación y flexibilidad frente a las situaciones de la vida cotidiana.

  5. Manejo de Emociones y Sentimientos: Consiste en hacer que las emociones trabajen en beneficio propio, de modo que nos ayuden a controlar la conducta y los pensamientos.

  6. Empatía: Es la capacidad de ponerse en los zapatos del otro, reconociendo las diferencias, para mejorar la interacción social. Ayuda a fomentar comportamientos solidarios y de apoyo en las relaciones interpersonales.

  7. Relaciones Interpersonales: Es la habilidad para iniciar y mantener relaciones favorables con el otro. Representa la posibilidad de trabajar por el bien común generando procesos que favorecen el lazo social.

  8. Solución de problemas y conflictos: Representa la posibilidad de ver en el conflicto una oportunidad y no una amenaza. Promueve valores como la tolerancia, la equidad, la inclusión y el respeto por la pluralidad y diversidad.

  9. Pensamiento Crítico: Es la habilidad para analizar la información y las experiencias de manera objetiva. El pensamiento crítico permite hacerle frente a las presiones externas que obstaculizan un desarrollo autónomo.

  10. Manejo de Tensiones y Estrés: Promueve técnicas de afrontamiento y control de las situaciones generadoras de estrés. Propone hacer cambios en los estilos de vida y las características del entorno, promoviendo la salud a nivel físico y social.

El desarrollo de las habilidades para la vida, permitirá al programa de Orientación Vocacional, la construcción de unas bases sólidas que beneficiarán a los estudiantes en el desarrollo de su Proyecto de vida y contribuirán a la Educación con calidad que promueve la Organización Mundial de la Salud.

Taller de lectura 8:

  1. De que vocablo proviene la palabra vocación y que significa.
  2. ¿Que se busca con la orientación vocacional?
  3. En que se basa una orientación vocacional.
  4. ¿Cómo debe ser la orientación vocacional?
  5. ¿Qué es una competencia según el Ministerio de Educación Nacional?
  6. ¿Que permite un individuo al reconocerle sus individualidades?
  7. A que se refiere el conocimiento de sí mismo y para que puede servir en la orientación vocacional.
  8. ¿Qué es la comunicación asertiva?
  9. En qué consiste el manejo de emociones y sentimientos.
  10. A que se refiere el término tener buenas relaciones interpersonales.
  11. A que puede referirse el concepto “saber manejar solución de conflictos y problemas.
  12. ¿Qué importancia tiene el pensamiento crítico?
  13. ¿Que implica el manejo de tensiones y estrés?
  14. Atendiendo a lo aprendido en la lectura ¿Qué tipo de trabajo o profesión No aceptaría y por qué?

No hay comentarios:

Publicar un comentario