miércoles, 4 de abril de 2012

Lectura 8: PERSISTENCIA

En cierta ocasión se me preguntó: ¿cuál consideras que es la habilidad más importante que cada persona, que quiera tener éxito, debería tener? Evidentemente esta no es una pregunta a la que se pueda responder a la ligera. Pero al pensarlo bien, considerando que hay muchas habilidades que son necesarias para tener éxito, tales como buena gestión del tiempo, capacidad de planificación y desarrollo de estrategias, de negociación, habilidades para gestionar personas, habilidades técnicas, conocimientos profesionales en general, entre otras, un pensamiento impactó mis ideas: “ Todas estas habilidades no son tan relevantes comparadas con la PERSISTENCIA”. Esta es una actitud y habilidad personal que ayudará a superar cualquier carencia de las otras habilidades ya mencionadas o que se pudieran añadir a la lista. La Persistencia ayudará, a cualquier persona, a lograr el éxito a pesar de cualquier circunstancia u obstáculo que se encuentre en su camino

Calvin Coolidge, presidente número 30 de los Estados Unidos de Norteamérica, lo afirmó muy bien, “Nada en este mundo puede tomar el lugar que tiene la persistencia, el talento no lo puede tomar, no hay nada más común que hombres fracasados con mucho talento; la genialidad tampoco puede tomar el lugar de la Persistencia. La genialidad mal pagada es casi un proverbio. La educación tampoco puede tomar el lugar de la Persistencia, el mundo está lleno de decrépitos muy bien educados. La persistencia y la determinación por sí mismas, son Omnipotentes”

Es realmente maravilloso el poder tener la actitud y la capacidad de poder seguir adelante cuando todo alrededor de una persona se está colapsando. Todos nosotros somos profesionales o aspiramos llegar a serlo. Se define como profesional a aquella persona que hace algo eficazmente incluso en los momentos en que no desea hacerlo. Esto indica una persona con la suficiente disciplina y persistencia para hacer lo que se le encomienda. Nosotros deberíamos ser más profesionales en la gestión de nuestra vida y hacer uso de la disciplina y la Persistencia para alcanzar nuestros objetivos.

Cuantas veces invertimos tiempo o nos quedamos paralizados intentando dar el paso que cambie nuestras vidas, en vez de hacer uso de La Persistencia, para obtener lo que queremos. “Siempre estamos buscando la respuesta mágica que pueda solucionar nuestros problemas”. Vivimos en un mundo de instantaneidad y muchas veces queremos lograr nuestros propósitos sin entender que siempre tenemos que pagar un precio para lograr lo que queremos. En realidad evadimos el hecho de que tenemos que pagar el precio de la diligencia y la Persistencia para lograr el éxito.

Hace muchos años escuche a Zig Ziglar, mi mejor formador personal, decir: “Primero tienes que pagar el precio y luego recibir la recompensa”.

La Persistencia juega un papel crucial para el éxito de cualquier persona. Para desarrollar esta actitud y habilidad, es muy importante primero aprender a ser persistente en las pequeñas cosas que se hacen a diario.

El primer paso para llegar a ser un maestro de la Persistencia es la habilidad de tomar decisiones claras y cumplir lo que uno se propone. Comience con ser persistente en sus hábitos alimenticios, en su trabajo, en el cuidado de su cuerpo. Incluso usted puede seleccionar una tarea que debe hacer cada día y decidir no parar hasta lograrla durante el día. Es decir, determinar que nunca se inicie algo para luego dejarlo incompleto.

Cuantas veces seleccionamos demasiadas tareas por hacer, abriendo muchos frentes de batalla y luego no logramos realizarlas o las hacemos inadecuadamente. Para llegar a correr una maratón, muchas veces hay que comenzar por caminar alrededor de una manzana. Si quieres correr un maratón, comienza a ejercitarte caminando alrededor de la manzana. Comienza caminando, hazlo varios días, luego lograrás incrementar la distancia y la velocidad de tu paso hasta que estés capacitado para correr una maratón.

De la misma manera puedes ejercitar tu persistencia en los negocios. Trázate metas pequeñas inicialmente. Persiste hasta lograrlas. No las dejes sin completar. Focaliza toda tu atención en lograr lo que deseas, así aprenderás a ser persistente. Sigue este criterio:

Una vez que has comenzado a hacer una cosa, Hazla, No importa si la tarea es grande o pequeña. Hazla bien o no la hagas. La persistencia, definitivamente es la actitud y la habilidad que más debemos desarrollar para tener éxito en cualquier área de nuestra vida. Nada la puede sustituir. Lo más difícil es comenzar así que ¡Hazlo ya!

Taller de lectura 8:

  1. ¿Qué es la persistencia?
  2. Explique el postulado de Calvin Coolidge.
  3. ¿En qué situaciones se le hace difícil ser persistente?
  4. ¿Cuál es la relación entre la persistencia y el éxito?
  5. ¿De qué manera influye la persistencia en su vida?
  6. Explique la frase: “Para llegar a correr una maratón, muchas veces hay que comenzar por el caminar alrededor de una manzana”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario