lunes, 2 de abril de 2012

Lectura 9: LA PROFESION Y LA VOCACIÓN

Si bien es cierto la vocación no se limita a una profesión sino que abarca todos los aspectos de la vida, es importante que ésta se vea apoyada por su desempeño laboral, ya que gran parte de su tiempo estará dedicado a él. Así junto con desarrollar su vocación podrá conseguir bienestar material, de modo que no se disputen el tiempo y la atención que debe dedicarle a ambos.

¿Cómo elegir la Profesión? La profesión debe ser el camino que nos lleve a la realización de nuestros sueños. Pero puede haber más de una profesión que nos lleve a ellos.

Por lo tanto debemos elegir la carrera que: Sea el camino más directo a su realización, es decir la que está más relacionada con ellos. La que nos presente menos dificultades, es decir en la que poseamos las aptitudes necesarias, donde en lo posible se reúnan la mayor cantidad de nuestros intereses. En donde nuestra personalidad esté acorde a la labor que se realiza en ella considerando aspectos de socialización y ambiente físico en donde se desarrolla.

¿Cómo analizamos la Carrera?
Toda carrera tiene:

  • OBJETIVOS, que están fundamentados por el conjunto de asignaturas de la especialidad.
  • HERRAMIENTAS para lograr esos objetivos, dadas por las asignaturas de ciencias básicas o técnicas que la sustentan.
  • Asignaturas que aportan los CONOCIMIENTOS COMPLEMENTARIOS que la apoyan.

¿Cómo la relacionamos con nuestras características? Sus objetivos deben responder a nuestra vocación. Sus herramientas a nuestras aptitudes fundamentalmente, como también a nuestros principales intereses. Sus conocimientos complementarios a nuestros intereses secundarios o en lo posible no sean parte de nuestros rechazos. La labor que se realiza al ejercerla y el ambiente donde se desarrolla, debe estar acorde a nuestra personalidad.

¿Y si la compatibilidad con la carrera no es completa? Puede que nuestro sueño sea una parte solamente de la carrera más apropiada, o tenga asignaturas que no son de nuestro total agrado. No importa, pues cuando ejerzamos podremos buscar el modo de orientarla para llegar a desarrollar esa parte precisa que queremos. Recuerde que al elegir la carrera estamos eligiendo el camino más propicio para lograr nuestros sueños, pero eso no significa que sea imprescindible encontrar una carrera totalmente compatible con ellos, en el camino se van sorteando los posibles obstáculos para ir quedándonos con la misión específica que queremos desarrollar. Con la fuerza de la vocación se salva cualquier obstáculo, pero tampoco por eso buscaremos caminos que nos la dificulten, al contrario, elegiremos el más favorable a su realización.

Y si no existe la carrera que responda a nuestra vocación: Puede que no exista la carrera que responda en forma precisa a nuestros sueños. En este caso es recomendable seguir la carrera que esté dentro del área de manera que nos dé para sustentarnos y desde esa posición poder ir abriéndonos camino en lo nuestro. Esto también nos permitirá estar física y mentalmente en el mismo ambiente, tanto para no tener distracciones mentales, como sería el caso que siguiéramos una carrera totalmente ajena a lo nuestro, ni para estar ajeno al ambiente donde se puedan dar las oportunidades que necesitamos para desarrollar nuestro sueño.

Y si no es posible estudiar la carrera apropiada ya sea porque no cuenta con los medios económicos para solventarla o no fue aceptado en su ingreso, busque estudios que estén al alcance de sus posibilidades, pero que estén relacionados con lo suyo. La idea es no abandonar la línea. Recuerde que una carrera sólo nos encamina de mayor o menor forma a la realización de nuestra vocación. Por ejemplo, supongamos que la carrera apropiada para usted fuese Ingeniería Mecánica (carrera de 5 o más años de estudio) pero no es posible estudiarla, entonces ve las posibilidades de estudiar Tecnología Mecánica (carrera de 3 años de duración). Y si aún así todas las condiciones son adversas, busca entrar a trabajar en un taller mecánico, como ayudante en un principio.

De la misma manera, si lo suyo fuese Geología y no es posible para usted, busque la carrera que esté relacionada con ella en donde los años de estudio sean menos. Y por último intenta trabajar como ayudante de geólogo. Existen autodidactas tan competentes o más que cualquier profesional. Desde su posición irá sorteando oportunidades que se presenten, siempre en busca de ir favoreciendo su proyecto y a la vez sus condiciones de vida.

Podrá pensar que si la situación es adversa a su línea vocacional, sería mejor dedicarse a algo que mejore su situación económica y olvidarse de su vocación. Pero si existe una posición desde la cual puede mejorar sus condiciones de vida, es precisamente ésta, aquí cuenta con sus mayores habilidades, está su mayor fuerza, aquí están sus ganas que se renuevan constantemente.

Si las circunstancias fueron adversas o su condición social no se brindó las posibilidades económicas, no deseche las posibilidades que le da la vida, que es la vocación, es la fuerza natural dentro de usted.

¿Qué otra situación le dará mayores posibilidades de mejorar sus condiciones económicas que no sean estas? Quizás en un principio le parezca que en otro lado se presentan mejores condiciones, pero esto será sólo en un principio, a mediano y largo plazo no es así, ya que aquí no se estancará, ni se desgastará como en algo que no es lo suyo, y sabrá reconocer y aprovechar las oportunidades que se presenten.

La vida nos ofrece muchos más oportunidades de las que vemos, pero no sabemos reconocerlas, por no seguir un proyecto de vida o no saber hacia dónde vamos.

Taller de lectura 9:

  1. ¿Porque la vocación no se limita sola a una profesión?
  2. ¿Cómo debe ser la elección de nuestra profesión?
  3. ¿Que indican los objetivos de una carrera?
  4. ¿Cuáles son las herramientas y para qué sirven en la elección de una carrera?
  5. ¿Cómo deben ser los objetivos, herramientas y conocimientos con nuestras características?
  6. ¿Qué hacer si la compatibilidad con la carrera no es completa?
  7. ¿Qué se elije cuando se opta por una carrera?
  8. ¿Qué se debe hacer si no existe la carrera que responde a nuestra vocación?
  9. ¿Qué hacer si no fue posible estudiar la carrera apropiada?
  10. ¿Qué entiende de la frase: “La vida nos ofrece muchos más oportunidades de las que vemos, pero no sabemos reconocerlas, por no seguir un proyecto de vida o no saber hacia dónde vamos”?

No hay comentarios:

Publicar un comentario